lunes, 26 de marzo de 2007

En Tus Manos

Había vuelto yo a Ciudad Karkoma y no pude reprimir las ganas de saciar mi sed con una dorada cerveza en nuestra querida taberna. Y mientras saboreaba el delicioso néctar, la encantadora Swanilda decidió hacerme compañia. Largo rato discutimos e intercambiamos noticias de los mas variados temas. Entre ellos me quedo con su mas reciente creación y dejo constancia de ella en mi diario. Para disfrute de todos vosotros:

En Tus manos
Como una gota de lluvia
Que nace de la tormenta
Voy a caer en ti,

Me recoges entre tus manos
Haciendo que resbale entre tus dedos
En un vaivén incansable
Jugando conmigo hasta la saciedad,

Después me dejas caer
Me sacrificas sin pensar
Sin importarte, que deje de existir.
Swanilda

3 comentarios:

bahhia dijo...

Disculpado quedas. A ver si ya te podemos volver a leer pronto. :-)

bahhia dijo...

Discupado quedas. A ver si te volvemos a leer pronto.

Nefando dijo...

Ya hemos vuelto